Diseño, Reflexión | 27 de enero de 2014

Una aplicación no devalúa la profesión del diseño gráfico

Hace unos días Squarespaces lanzó una aplicación online en la cual, mediante unos simples pasos cualquier persona puede obtener un logo que podrá usar para su negocio o empresa.

Esta nueva herramienta ha hecho enfurecer a muchos diseñadores, quienes asumen que este tipo de servicios pretende reemplazar el trabajo de diseño de identidad visual que los profesionales del diseño realizamos.

Poniendo las cosas en su lugar

Squarespace es una empresa dedicada a ofrecer el servicio sitios web autogestionados/hosteados y, según información en su sitio corporativo, desde 2004 se han creado millones de sitios usando su plataforma.

De entre las empresas que ofrecen este tipo de servicios (wix, weebly, webs, etc) puedo decir que los diseños que ofrecen en Squarespace son de los mejores, con tremenda calidad, un excelente cuidado en los detalles, la elegancia y el minimalismo, por lo que debo asumir que son una empresa que realmente valora el buen diseño y en ningún caso harían una herramienta para reemplazar el verdadero trabajo de un diseñador humano.

Ahora bien, entendiendo el rubro en el cual ellos se mueven, no es extraño pensar en desarrollar una herramienta de este tipo. Si el usuario ya ha creado un sitio web que se ve muy bien ¿por qué no añadir un logo a la cabecera en lugar de solo escribir el nombre?

Lo lógico en este caso sería contactar un diseñador, entregarle un brief y solicitar un diseño personalizado, pero si pensamos que se trata de clientes que sólo pagan 9 USD por un sitio web, difícilmente estarían dispuestos a pagar 300 USD o más por un logo.

Desde el punto de vista de Squarespace, es una muy buena jugada, ya que tendrán otro punto extra para generar enganche con su potenciales clientes y desde el punto de vista de los diseñadores, no hay nada de qué preocuparse ya que los usuarios de esta herramienta u otras similares son personas que finalmente tampoco estarían dispuestas a pagar por un logo hecho de la manera adecuada.

Logo creado con la herramienta Squarespace Logo
Logo creado con la herramienta Squarespace Logo

Yo veo en esta aplicación más bien dos oportunidades:

  1. Tendremos excelentes ejemplos para comparar logos hechos mediante aplicaciones con logos diseñados por un profesional. De este modo al presentarnos frente a un cliente y mostrar nuestro trabajo podremos hacer notoria la diferencia entre los resultados de ambos tipos de desarrollo, dejando en evidencia, claro está, la calidad superior de un trabajo de diseño propiamente tal.
  2. Como diseñadores muchas veces recibimos clientes que vienen en búsqueda de un loguito barato, un monito, un dibujito simple para su negocio y no están dispuestos a pagar más de 20 USD por un trabajo creativo. Pues bien, ahora ya tenemos un lugar a donde enviar a este tipo de clientes y concentrarnos en aquellos que sí valoran el trabajo de diseño.

Teniendo estos puntos en consideración queda bastante en claro que este tipo de aplicaciones no devalúa en ningún caso la profesión del diseño gráfico, solo pone a disposición de los usuarios finales un par de herramientas extra para conseguir lo mismo que ellos por su cuenta podrían realizar usando PowerPoint, Word o incluso Illustrator. Está claro que la herramienta no hace al maestro.

Entonces surge la pregunta:

¿Por qué ven una amenaza en esta aplicación?

El miedo siempre ha existido frente a cualquier innovación, por ejemplo, cuando nació la televisión, muchos pensaron que la radiofonía iba a morir, pero no fue así. Del mismo modo cuando nació Kindle muchos pensaron que los libros impresos morirían pero aún vemos las librerías llenas de libros con letras impresas, e incluso, aunque algún día los libros dejen de imprimirse, la literatura seguiría viva, compartiéndose mediante otros medios.

A lo que quiero llegar con este ejemplo es que el miedo frente a la tecnología es natural, pero si somos algo más cautos en nuestra reflexión, veremos que aunque surjan miles de herramientas, ninguna de ellas podrá reemplazar el buen criterio de un profesional tomando decisiones de diseño.

Quiero dejar en claro que cada vez que menciono la palabra profesional, no me refiero necesariamente a personas que hayan terminado sus carreras universitarias de diseño y se encuentren ejerciendo lo que estudiaron, sino también a aquellos que muchas veces sin título profesional (y en ocasiones con portafolios realmente sorprendentes) se dedican al realizar la labor de diseño gráfico/web y se lo toman realmente en serio.

¿Dónde está la verdadera amenaza?

Si hablamos de miedo y amenazas frente a la profesión del diseño (y cualquier otra labor creativa) el verdadero problema que veo en estos momentos se encuentra en el trabajo especulativo.

Cuando hablo de trabajo especulativo me refiero a aquella metodología de trabajo que es tan amable con el cliente pero en extremo nefasta con el creativo, en donde todo se basa en la siguiente lógica:

El creativo o varios de ellos presentan una serie de propuestas a un cliente, quien podrá evaluarlas y si alguna de ellas le gusta, entonces pagará por el servicio a aquel que haya sido escogido, mientras que si ninguna propuesta le parece satisfactoria, no habrá pago alguno por el servicio y, si se trata de varios creativos que presentan ideas, tan solo uno recibirá pago y el resto habrá trabajado en vano.

El trabajo especulativo, no cambia la forma en que los diseñadores trabajan, aún hay decisiones de diseño, análisis, brief, y creatividad involucrada, pero es un trabajo que potencialmente terminará siendo gratuito.

Creo que esta dinámica sí devalúa verdaderamente una profesión y que hay que evitarla a toda costa. Nadie va donde el dentista para evaluar luego si le gustó el resultado para decidir si paga o no por el servicio.


¿Tienes alguna idea que compartir?, me encantaría verla en los comentarios. Y no olvides suscribirte a mi Newsletter para no perderte ningún artículo. Solo ingresa tu email a continuación:

También te podría interesar:

¿Cómo uso los nuevos componentes de Adobe XD?

Con la actualización de Mayo de 2019 de Adobe XD llegaron los componentes y, luego de un par de semanas trabajando con ellos día a día, llegó el momento de contarte cuáles son las prácticas que me han resultado más útiles. Este video es una de las cuatro lecciones nuevas que agregué a mi curso […]

Seguir leyendo...

Usar cookies para ocultar elementos en WordPress

En esta transmisión en directo aprenderemos cómo hacer uso de las cookies para que nuestro sitio se adapte al usuario que lo visita,

Seguir leyendo...

Un requisito necesario para ser un buen diseñador

Hoy voy a contarte algo que tienes que tener sí o sí si quieres llegar a ser un buen diseñador o diseñadora. Si eres una persona que cumple con este requisito, tienes todo lo necesario para llegar a ser un buen diseñador, el resto se puede aprender con un poco de tiempo y esfuerzo. A […]

Seguir leyendo...

Hay 4 opiniones

  1. Es exactamente lo mismo que pensé cuando vi esta aplicación! Aparte de servir para comparación (gran ejemplo de esto es http://miningindustrialphotographer.com/crappy-vs-snappy/), no creo que existiera manera más amable de «deshacerse» de un cliente que no quiere/puede pagar por una marca/identificador/logo hecha de manera profesional, que facilitarle ese sitio. Lo mejor es que si después no quedan conformes, ya saben a donde deben volver 🙂

  2. Excelente artículo, pienso que cada día veremos muchas maneras de optimizar nuestro trabajo, existen variado servicios como los website builder, unos muy pro y otros menos, al igual que pasa con los CMS y plugins que facilitan la creación de paginas sin tocar el código o los convertidores de PSD a HTML. La tónica creo yo, en este caso para nosotros los diseñadores pro o «autónomos» es crear vida con esas herramientas y en ese aspecto cualquiera no puede; cito el dicho «manos pal’ piano» saludos

Y tú ¿Qué opinas?

Puede que no te responda, pero ten por seguro que leeré tu comentario. Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Recibe más artículos como este cada semana

Únete a los 8.158 suscriptores y recibe cada miércoles nuevo contenido sobre diseño, sitios web y creatividad.

¡Ya estamos casi! revisa tu bandeja de entrada para verificar tu email por favor.
Uy! Parece que algo salió mal procesando tu solicitud. Recaraga la página e inténtalo de nuevo.

Ya me suscribí antes, no me muestres esto.