WordPress | 7 de mayo de 2014

Ahórrate dolores de cabeza, amplía tu mercado y cobra más

¿Te suena familiar esta situación?

Estás frente a tu computadora decidido a comenzar a trabajar en esa idea de sitio web que tienes dando vueltas en tu cabeza o en ese sitio que un cliente te encargó.

Lo primero que haces es crear una cuenta de hosting e instalar WordPress, luego inviertes un par de horas mirando diferentes temas o plantillas de diseño, hasta que encuentras el indicado.

Ese tema que tiene todas las características que necesitas para tu sitio (y un centenar más). Aquel cuyo demo es absolutamente sorprendente, donde cada página está perfectamente diseñada con el equilibrio justo de imagen y texto.

Sin pensarlo mucho compras el tema, lo descargas, lo instalas y comienza la pesadilla.

Descubres que la carpeta del tema contiene cientos de archivos y que cada uno de ellos está en un lenguaje difícil de comprender si no eres un desarrollador con años de experiencia.

Luego de instalar el tema te encuentras con una pantalla de configuraciones enorme con opciones infinitas y todo en inglés. Mientras que en la parte frontal del sitio aparecen una serie de textos en inglés que necesitan ser traducidos.

El sitio no se ve para nada como el demo. Pero tu puedes arreglarlo ¿cierto?

Luego de invertir varias horas de configuración y otras tantas subiendo el contenido, por fin te parece que el sitio ha alcanzado un nivel aceptable para publicarlo.

Sin embargo…

Sientes que todavía hay algo que falta.

Tal vez esa sombra que tienen las imágenes te molesta; tal vez el contenido que publicaste no tiene fotos tan buenas como las que había en el demo y quieres eliminar el espacio que usan las imágenes destacadas; tal vez el espacio de la cabecera estaba pensado para un logo horizontal pero como tu logo es vertical no se ve tan bien; tal vez no quieras mostrar bajo el título de cada artículo la cantidad de comentarios o la fecha de publicación, porque dejaría en evidencia la falta de constancia en la generación de contenido; tal vez el tamaño de letra de los títulos es demasiado grande… y la lista puede alargarse mucho más.

Cuando compraste el tema, pensaste que podías modificar todo lo que quisieras, porque estaba entre los más populares y te ofrece la posibilidad de elegir entre 20 layouts diferentes para la página de inicio, puedes elegir entre 10 tipos de sliders diferentes, una docena de plantillas de página e incluso tiene un page builder para que crees un layout exclusivo para cada página.

Pero en el fondo sabes que no importa cuantas opciones personalizables tenga un tema, siempre estará limitado al estilo que su autor haya definido.

No estás solo

I-know-that-feelSi sientes que esta situación describe algo que te ha pasado, déjame decirte que no estás solo.

A mi me ha tocado pasar por esto mismo en varias ocasiones al desarrollar sitios para algunos clientes que no tienen presupuesto para pagar por un sitio web diseñado y desarrollado desde un inicio a su medida.

El peor aspecto de este escenario es que al trabajar con un tema comprado desconocemos el detalle de los archivos y el código que éste contiene, por lo que se hace difícil cotizar previamente al cliente por una personalización.

¿Y si mejor creas tus propios temas?

Con esto no quiero decir que usar templates es algo malo y que hay que dejar de usarlos, pero si como yo eres diseñador y tienes ganas de dar vida a tus diseños sin depender de los gustos que algún otro autor haya dado a su tema o si sientes que tu sitio ya está en condiciones de pasar al siguiente nivel y diferenciarse por completo de cualquier otro sitio, creo que lo mejor que puedes hacer es comenzar a crear tus propios temas.

Hay una serie de beneficios asociados al comenzar a diseñar y desarrollar tus propios temas de WordPress, exploremos algunos de ellos:

Aumento del valor (y del precio)

Si trabajas para clientes de seguro ya conoces lo importante que es para ellos el saber que están pagando por un producto único y exclusivo. En un artículo anterior te conté la gran decepción que uno de mis clientes se llevó al enterarse de que sus sitios anteriores habían sido desarrollados usando una plantilla.

Cuando tú mismo(a) creas el tema del sitio que estás desarrollando en WordPress puedes ofrecer a tu cliente algo único, asegurándole que nadie más ahí fuera tiene lo mismo y de este modo usar correctamente el diseño como un verdadero elemento diferenciador de la competencia.

Pero no se trata solamente del diseño.

Si bien el diseño es la parte esencial del por qué crear un tema exclusivo para un cliente, hay un segundo factor casi igual de importante: la experiencia de administración.

Al trabajar con algún tema comprado es poco el control que tienes sobre los elementos que se añaden a las pantallas de edición o el menú de administración del escritorio de WordPress, sin embargo, cuando el tema está creado específicamente pensando en las necesidades de tu cliente tienes el control absoluto sobre los elementos que se añaden o eliminan para facilitar la experiencia de manejar el sitio.

Tu cliente ya no tendrá en el escritorio ese ítem del menú con las opciones del tema que lo distraen de la redacción de un nuevo artículo para su blog, tampoco tendrá ese otro ítem del menú llamado «slideshow» que ni siquiera tiene idea para qué sirve. Si tú lo decides, el usuario sólo tendrá en pantalla aquello que sea esencial para su sitio.

Observa este ejemplo, es un sitio que estoy desarrollando ahora mismo y puedes ver como he simplificado el escritorio quitando todo aquello que es innecesario, como por ejemplo, los widgets del dashboard o las pantallas de posts o comentarios que no son de utilidad en este caso.

Además podrás darte cuenta que el pie de página es distinto, y ofrece al cliente la posibilidad de ponerse en contacto conmigo si es que tiene la necesidad de habilitar nuevas funcionalidades en su sitio.

Escritorio de WordPress

Estas dos cosas (el diseño exclusivo y la experiencia de administración mejorada) son elementos que sin duda ofrecen mucho valor a los clientes y esto, por supuesto, tiene su precio adicional.

Evidentemente tienes que aumentar tu precio porque probablemente las horas invertidas en el proyecto son mayores, pero principalmente porque ofreces al cliente dos cosas que en otro lado no encontraría: Un diseño diferenciador y una experiencia de uso confortable.

Esto además te abre la puerta a clientes de mayor escala, que están dispuestos a pagar lo que de verdad vale tu trabajo.

Nuevos horizontes: Venta de temas

Si puedes diseñar y desarrollar tus propios temas de WordPress puedes sin duda ampliar tus horizontes y nada te podrá detener de probar suerte vendiendo tus temas en alguno de los markets como ThemeForest, CreativeMarket o Mojo.

Una de las ventajas de entrar en este negocio es que es absolutamente escalable, es decir, creas un producto (tema) una sola vez y lo puedes vender infinita cantidad de veces. Bien sabida es la historia de Orman Clark quien trabajando solo, logró vender más de un millón de dólares en temas.

Entender temas de otros

Cuando sabes crear tus propios temas, también se te hace más fácil entender los temas que otros han desarrollado, por ello, si te encuentras en la necesidad de editar un sitio que utilice un tema comprado, sabrás perfectamente dónde buscar y dónde modificar para conseguir lo que necesitas.

Recursos para aprender a crear temas de WordPress

El primer recurso que te puedo recomendar es mi blog y principalmente este tutorial que escribí hace un tiempo (que posee una segunda parte) en donde hago un recorrido por todo lo necesario para crear un tema básico y funcional.

Si sabes algo de inglés, por supuesto deberías chequear la página de desarrollo de temas en el codex de WordPress (que aparentemente también está en español).

También está esta genial serie de Adi Purdila explicando como crear un tema desde un HTML y que también incluye cómo crear el diseño en photoshop y pasarlo a HTML.

También está el sitio de AyudaWP que es uno de los mejores recursos de WordPress en español.

Sin duda hay mucho material más alrededor de todo el internet, estás a solo un google de distancia de toda esa información.

Así fue como yo aprendí: leyendo tutoriales, viendo videos y practicando directamente en mis propios temas (aunque no estuviera listo para ello todavía). Sin duda alguna te invito a hacer lo mismo, a seguir investigando y probando cosas nuevas.

La habilidad de aprender es la única habilidad que te será util durante toda tu vida.

Un nuevo curso

Antes de finalizar este artículo quisiera comentarte que dentro de algunas semanas estaré lanzando un nuevo curso dedicado directamente al desarrollo de temas de WordPress.

Muchas de las personas inscritas en Dominando WordPress y otras tantas que siguen mi blog me han pedido mucho que desarrolle más material sobre este tema y estoy seguro que esto les encantará.

En los últimos días he estado concentradísimo grabando clase por clase y puedo decir sin miedo a equivocarme que es el mejor material que he desarrollado hasta ahora.

Pronto te estaré dando más adelantos al respecto, así que sigue atento.

Si quieres saber más detalles acerca del curso, enterarte cuando esté disponible el acceso y ver un temario detallado inscríbete en el formulario que aparece a continuación.

Un abrazo,

También te podría interesar:

Diseño de Formularios: Checkbox vs Switch

Imagina esta situación: estás diseñando un formulario para un sitio web y llegas a una parte en donde el usuario tiene que seleccionar entre varias opciones, teniendo la posibilidad de seleccionar más de una. ¿Qué tipo de campo usarías? Veamos nuestras opciones. ¿Campo de texto? Nop ¿Campo de área de texto? Nop ¿Lista desplegable? Nop, […]

Seguir leyendo...

Cuánto cobrar por un proyecto freelance

¿Te contactó un potencial cliente para pedir un presupuesto pero no sabes cuanto cobrar? Me atrevo a pensar que todos los que nos dedicamos a trabajar de manera independiente hemos estado, al menos una vez, en esta posición y mi objetivo en este vídeo es mostrarte la que es, a mi juicio, la forma más […]

Seguir leyendo...

Debes planificar antes de elegir un tema de WordPress

Ya decidiste que harás tu sitio con WordPress. Te han dicho que es fácil, que no se necesita ser un maestro en programación y que podrías conseguir cosas muy interesantes en poco tiempo. Aprendiste a usarlo viendo tutoriales o tomando algún curso gratuito y te sentiste en condiciones para comenzar a trabajar. Lo primero que hiciste […]

Seguir leyendo...

Hay una opinión

  1. Hola Francisco. Ya estoy suscrito a tu newsletter. Me interesa mucho el tema del cual hablas. Tengo conocimientos intermedios sobre HTML, CSS y WordPress y quisiera saber cuándo es el próximo curso sobre creación de temas y cuál es la inversión.
    Muchas gracias.

Y tú ¿Qué opinas?

Puede que no te responda, pero ten por seguro que leeré tu comentario. Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Recibe más artículos como este cada semana

Únete a los 8.161 suscriptores y recibe cada miércoles nuevo contenido sobre diseño, sitios web y creatividad.

¡Ya estamos casi! revisa tu bandeja de entrada para verificar tu email por favor.
Uy! Parece que algo salió mal procesando tu solicitud. Recaraga la página e inténtalo de nuevo.

Ya me suscribí antes, no me muestres esto.